• Noticia destacada

ANPE HA EXIGIDO AL CONSELLER QUE NO SE TOMEN MÁS DECISIONES SIN CONTAR CON EL PROFESORADO


05 Jun, 2020

   ANPE ha participado hoy en la reunión de representantes de la comunidad educativa con el Conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà y el Secretario Autonómico de Educación y Formación Profesional, Miguel Soler, para analizar la situación actual de nuestro sistema educativo y las medidas a adoptar de cara al inicio del próximo curso, como consecuencia de lo acontecido por la COVID-19.

   ANPE ha querido manifestar que si bien no comparte las formas en que se han tomado muchas de las medidas adoptadas hasta el momento, que en parte podrían entenderse por las dificultades que conlleva la gestión ante la situación sanitaria en la que nos hemos visto envueltos, ha mantenido, mantiene y mantendrá su afán colaborador y de negociación, asumiendo con responsabilidad la defensa de los intereses de todos los docentes de la educación pública y por ende de la ciudadanía.

   ANPE ha mostrado su malestar por el hecho de que no se haya tenido en cuenta la opinión del profesorado a la hora de tomar decisiones importantes, tales como los criterios de promoción y titulación, muy cuestionable al contravenir la LOMCE, o al imponer la impartición del 1er curso de la ESO mediante ámbitos, medida por cierto que se advirtió por parte de responsables de la Administración Educativa que sería negociada en Mesa Sectorial y que finalmente ha sido publicada sin previo aviso y sin negociación alguna.

   ANPE ha sido muy crítico con la manera en cómo se están implantando las medidas de seguridad, salud e higiene para retomar la actividad en los centros educativos. Los planes de contingencia, que se implantaron ya tarde en Fase 2, han sido elaborados por la Administración sin contar de manera efectiva con los Comités de Seguridad y Salud Laboral, adaptados a los centros mediante simples formularios y asignando a sus directores una responsabilidad añadida a las ya múltiples que se les vienen atribuyendo, careciendo además de la formación competente para ello. Todo en un tiempo récord de 4 días laborables y con el único asesoramiento de 3 técnicos del INVASSAT para los más de 2000 centros de titularidad pública de nuestra Comunidad.

   Respecto de las medidas a tomar de cara al curso que viene y en relación a la decisión unilateral de organizar el 1er curso de la ESO mediante ámbitos de manera generalizada, para ANPE, la medida podría ser acertada bajo unas determinadas circunstancias y con un estudio pormenorizado de las necesidades por parte de alumnos, profesorado y centros, pero la forma en que se ha adoptado no hace sino arrojar más sombras que luces. La resolución deja muchas dudas respecto a los efectos que tendrá sobre las plantillas, cómo afectará a la organización de los centros y de los departamentos y en ningún caso se ofrecen datos claros respecto de dotación de recursos adicionales para abordar la docencia de estos ámbitos o las opciones de cotutoría que se plantean. No quisiéramos encontrarnos ante la situación de que dichos recursos supongan recortes de otras medidas de atención a la diversidad o de adaptaciones de otros niveles. Las virtudes de los ámbitos que la Conselleria ha empleado para justificar su adopción quedan claras y vienen empleándose de manera generalizada en grupos de alumnos con requerimientos específicos, pero consideramos que debería haberse reflexionado a fondo acerca de los posibles efectos negativos en la calidad y especificidad de los conocimientos que deben impartirse al hacer extensiva esta metodología, con carácter general, a todo el nivel educativo. Creemos que ni los planes formativos dirigidos a los docentes, ni los plazos con los que van a contar para la adaptación, planificación, organización y coordinación, son suficientemente realistas, máxime cuando el calendario disponible para su ejecución es muy estrecho una vez conocidas las fechas de inicio del próximo curso escolar.

   Venimos reclamando tanto a nivel nacional como a nivel autonómico la organización de un grupo de trabajo que aborde la preparación del próximo curso desde hace semanas, pero a día de hoy sigue sin haberse constituido, manteniéndose las actuaciones unilaterales por parte de la Conselleria de espaldas al profesorado.

   Son muchas las cuestiones que deberíamos estar estudiando y trabajando desde hace semanas en relación a todas las medidas que previsiblemente serán necesarias para iniciar el curso, o que potencialmente deberemos tomar en caso de una futura segunda ola de la pandemia.

    Para ANPE, algunas relevantes son:directrices básicas para la organización de los diferentes grupos y horarios de alumnos teniendo en cuenta las características propias de las diferentes etapas educativas y de los diferentes tipos de enseñanzas, un análisis de los recursos materiales y humanos que van a ser necesarios en los diferentes escenarios, las adaptaciones curriculares y metodológicas que puedan ser necesario llevar a cabo y si deben implantarse de manera generalizada, un plan de digitalización de los centros y de actualización formativa en metodologías TIC para el profesorado y el establecimiento del protocolo y medidas de apoyo psicológico y emocional para toda la comunidad educativa.

   ANPE se pone a disposición de esta Conselleria y de toda la comunidad educativa para poder trabajar estas y otras medidas de manera efectiva. El tiempo apremia y está en juego el valor más importante de nuestra sociedad, la formación de nuestras nuevas generaciones.