• Noticia destacada

ANPE ADVIERTE QUE EL INCREMENTO DESCONTROLADO DE CASOS POSITIVOS DE COVID EN LOS CENTROS EDUCATIVOS DEMUESTRA QUE NO SON SEGUROS


29 Ene, 2021

Urge a la Conselleria de Educación a negociar criterios que determinen cuándo cerrar un centro educativo.

     Los últimos datos de la Conselleria de Educación sobre la incidencia de la Covid-19 en los centros educativos reflejan un incremento de casos muy preocupante. Indican que hay 984 grupos con “incidencias”, lo cual supone un incremento de casi el 80% respecto a la semana anterior, y 481 centros con “incidencias” lo cual representa un incremento de más del 60% respecto de la semana anterior.

   Estos mismos datos señalan que alumnos positivos hay un 0,7% y profesorado un 1,537%. Una incidencia de 700 casos cada 100.000 entre los alumnos y de 1.537 casos cada 100.000 entre el profesorado. Cifras muy superiores a las dadas por los expertos a nivel internacional para considerar la situación como “controlada” y mucho menos para decir que es “segura”.

   Los datos ofrecidos por la Conselleria de Sanidad nos hablan de una incidencia general en la población de la Comunidad Valenciana del 1,38% (1380 casos positivos cada 100.000 habitantes), nuevamente no hay fundamento para afirmar que los centros educativos son seguros.

    Esta misma Conselleria de Sanidad, afirma que los niños de 0-9 años representan un porcentaje de positivos superior al presente entre las personas de 70-90 años, y los niños y adolescentes de 10 a 19 años también presentan un porcentaje de positivos superior a estos grupos e incluso al del grupo de edades comprendidas entre 60-69 años. A ello cabe añadir también la mayor presencia de asintomáticos en las edades tempranas y el hecho de que la franja de edad con un mayor porcentaje de positivos es la correspondiente a los 40-59, en la que se encuentra una gran parte del colectivo del profesorado.

   Además debemos contar también con los casos de confinamiento preventivo que es del 2,5% entre los alumnos y del 1,4% entre los profesores, que pueden ser o no positivos y que en el caso de los docentes, está afectando al funcionamiento de los centros al no ser puntualmente sustituidos. 

     Dada la gravedad de las cifras y el descontrol de la transmisión manifestado por las autoridades sanitarias, ANPE requiere a la Conselleria de Educación para que se lleve a cabo una negociación urgente de los criterios que determinen el cierre de centros educativos bien por la incidencia puntual que pueda darse en determinados centros o bien por la incidencia que pueda haber en una localidad o comarca.

   Igualmente ANPE reclama que se lleve a cabo en el seno de los órganos competentes para la negociación y no en el “Foro Educativo”, meramente informativo y como justificación de haber negociado la gestión de la situación actual.