• Noticia destacada

ANPE LAMENTA QUE NO SE RESPETEN LAS DECISIONES DE EVALUACIÓN, PROMOCIÓN Y TITULACIÓN QUE ADOPTE EL PROFESORADO


31 Mar, 2021

 

     Hoy se han publicado en el DOGV las instrucciones para  adaptar el currículo, las programaciones didácticas y los criterios de evaluación, promoción y titulación durante el curso 2020-2021 ante la situación ocasionada por la COVID-19 (pueden consultarse en el documento PDF adjunto que hay al final de la noticia).

     El aspecto más destacado de esta norma es la imposición de la promoción automática y titulación en todas las enseñanzas independientemente del número de áreas, materias o módulos formativos no superados. La Conselleria justifica esta medida excepcional y unilateral, un curso más, por la evolución de la pandemia durante el curso 2020-2021.

     En la mesa sectorial del pasado 4 de marzo ANPE rechazó el documento que impone a los docentes modificaciones sobre estos aspectos. 

     ANPE continua rechazando esta norma por considerarla: 

  1. INJUSTIFICADA, ya que la Conselleria durante todo el curso ha hecho gala de la normalidad pedagógica en los grupos. Por tanto no se entiende que, a estas alturas del curso,  sea necesario cambiar los criterios y  dictar nuevas medidas.  

  1. INOPORTUNA. El profesorado adaptó sus programaciones para este curso  siguiendo las  instrucciones y orientaciones de la Conselleria.  Los equipos docentes están respondiendo a la coyuntura de este curso excepcional  adaptando la evaluación a las dificultades con las que se encuentra el alumnado y corrigiéndola , consiguiendo que éste no se vea perjudicado por las actuales circunstancias. Por tanto, deben respetarse sus decisiones en cuanto a la evaluación y promoción de su alumnado.

  1. IMPOSITIVA. La Conselleria se ampara fundamentalmente en lo dispuesto en el Real Decreto-ley 31/2020 de 29 de septiembre, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la educación no universitaria. El propio Real Decreto deja plena autonomía para dictar medidas como las que se imponen mediante esta resolución y, mientras que la inmensa mayoría de la comunidades autónomas no han tomado ninguna medida similar, en la Comunidad Valenciana se ha decidido llevarlas a cabo. Por otra parte, las medidas perfectamente podrían dictarse a modo de marco normativo que pueda adoptarse voluntariamente por aquellos centros que lo considerasen oportuno, sin embargo aquí se ha decidido imponerlas y que sean obligatorias.

La tan sufrida “autonomía de los centros” de la que la Conselleria hace gala cuando le interesa, en este caso se decide eliminarla a la hora de que se apliquen criterios pedagógicos acordes a la situación de cada centro. 

  1. IMPROCEDENTE, ya que no responde a ninguna demanda de los sectores de la comunidad educativa ni a aportaciones del profesorado.

  1. INTENCIONADA, ya que esta medida enmascarará los verdaderos resultados académicos de este curso al imponer la promoción automática en todos los niveles.


     El documento además incluye medidas para el curso 2021-2022.  El panorama sanitario de la pandemia apunta hacia unas condiciones mucho más favorables que las vividas durante el actual curso, considerado de plena normalidad pedagógica por parte de la Conselleria,  por lo que el próximo curso debería contar con una normalidad aún mayor al estar prevista la vacunación de la gran mayoría de la población. Por ello ANPE considera completamente desproporcionado e incongruente  el dictar ya estas medidas que se tomaron de manera unilateral debido al final atípico del curso 2019-20.

     En ese sentido, ANPE rechaza que se mantenga la obligatoriedad de impartir ámbitos en 1º ESO y la posibilidad de ampliarlo a 2º ESO. Ambas son medidas que deberían corresponder a la decisión de los centros docentes dentro de su autonomía pedagógica, y en base a un proyecto elaborado y respaldado por sus claustros. Se trata además de una medida adoptada sin contar en absoluto con la opinión de los docentes implicados en su impartición directa en el aula durante este curso. 

     La aplicación de los ámbitos de manera generalizada es un despropósito y así lo avalan la totalidad de las alegaciones recibidas a través de los afiliados y de los centros ya que:

  • Se reduce la calidad educativa al no impartir toda la materia un especialista.

  • Los ámbitos tendrán una repercusión negativa a la hora de abordar los siguientes cursos al no abarcar en la mayoría de los casos los currículos completos ni hacerlo de manera especializada. 

  • La medida, tomada para el curso 2020-21 unilateralmente y en contra de la opinión de ANPE, fue una excepcionalidad como “respuesta” a la enseñanza no presencial del último trimestre del curso anterior. Nada de lo acontecido en el presente curso justifica el mantenimiento de dichos ámbitos.

  • Los resultados que puedan obtenerse, a buen seguro que mejorarán los de años anteriores ya que también se introduce una excepcionalidad en la evaluación, especialmente cuando el docente, ante la inseguridad de no ser especialista en toda la materia, opte por la prudencia a la hora de evaluar y calificar. Una posible inferencia de estos resultados para justificar que la organización en ámbitos mejora los resultados académicos, sería manipular la realidad.

2021_3317